predicciones

Predecir es muy difícil, sobre todo el futuro

¿Qué conviene más para conocer la opinión de un grupo social? ¿una encuesta? ¿un grupo de discusión? ¿monitorizar las redes sociales de su territorio? ¿o un costoso y lucido estudio de neuromarketing para saber lo que la gente quiere antes de que ellos mismos lo sepan?

En los más de 20 años que llevamos en este mundo de las campañas, y el análisis del comportamiento electoral hemos conocido a defensores acérrimos de uno u otro método, incluso a analistas consagrados que sólo se han basado en su “instinto” y que se recorren los platós televisivos de error en error, pero dando un perfecto espectáculo que se basa casi siempre en llevarse la contraria unos a otros.

Nosotros mismos cuando en las campañas locales en España, apenas había recursos más que para publicidad, tuvimos que convencernos de que no era imprescindible manejar esos datos, y que con un buen método y las herramientas de comunicación apropiadas, junto con el media training se podría ganar. Pero no. 

Datos, datos, datos

Hay que saber lo que pasa, lo que se dice, quién lo dice, y cómo se dice, y hay que saberlo de todas las maneras posibles, las caras, las baratas, y las mediopensionistas, pero sabiendo lo qué hay que preguntar y sobre todo a quién, y siempre evitando confirmar con los datos nuestros prejuicios como analistas o los de los clientes. (Nate Silver. La señal y el ruido, 2012) en referencia al manejo de datos para las predicciones:

Es innegable que realizar un juicio humano implica introducir algún tipo de sesgo… una mayor cantidad de información puede empeorar una predicción si la persona que la realiza adopta una actitud equivocada respecto a dicha información y en lugar de tratar de llegar a la verdad pretende aprovecharla para reforzar su visión parcial sobre como debería funcionar el mundo  página  118

De todas formas, todavía hoy las encuestas siguen siendo la mejor herramienta a la hora de conocer las preferencias, opiniones y predecir comportamientos de la ciudadanía, por más que se realicen modelizaciones a través del uso de redes sociales, y si se tienen herramientas de ambos tipos mejor que mejor.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
Abrir chat